1993 – 2003: 10 AÑOS DE VOLKSWAGEN POZNAN
1993 – 2003: 10 ANOS DE VOLKSWAGEN POZNAN
Información relacionada

  • Una historia de éxitos: de una modesta planta de ensamblaje a una fábrica de vehículos que compite internacionalmente con las mejores.

  • Dos nuevos modelos lanzados en 2003; el Caddy construido en exclusiva en Poznan.

  • Se cuadruplica el volumen de producción con nuevos modelos.

  • La plantilla pasará de los 1.600 a los 4.500 trabajadores que habrá a final de 2003.

  • La producción será tres veces mayor que en 2002.


    Volkswagen Vehículos Comerciales está celebrando el décimo aniversario de su planta de producción en Poznan (Polonia); una fábrica que, tras un profundo proceso de transformación, ha conseguido situarse entre las plantas de producción más modernas del Grupo. Como comentó Bernd Wiedemann, portavoz del Consejo de Dirección de Volkswagen Vehículos Comerciales: “En este periodo hemos transformado una línea que fabricaba automóviles obsoletos en una planta competitiva, con un programa de producto ultramoderno”.

    Esta transformación es fruto de una importante inversión que sumará un total de 600 millones de euros a finales de 2006; inversión que se refleja ya en una facturación aproximada, para el presente año, de alrededor de 1.700 millones de euros, con una producción que casi triplicará a la de 2002. Además, a partir de 2005, está previsto conseguir una capacidad de producción anual de 150.000 unidades.

    La compañía nació originariamente como una joint venture polaco–alemana: Volkswagen Poznan GmBH se creó, en 1993, por Volkswagen AG y FSR Tarpan, un constructor polaco de vehículos comerciales ligeros. Desde 1993, Volkswagen AG fue adquiriendo gradualmente el control de la compañía y, en 1997, Volkswagen Poznan GmbH pasó a ser una filial propiedad de Volkswagen Vehículos Comerciales, con sus oficinas centrales en Hannover, Alemania.

    El objetivo inicial de la compañía fue construir vehículos comerciales ligeros, a partir de kits preensamblados en el extranjero, con la idea de acogerse a las ventajas fiscales vigentes en Polonia. Estos kits llegaban a Poznan desde la planta de Volkswagen Vehículos Comerciales donde se hacía el modelo Transporter, en Hannover (Alemania) para su ensamblaje final.

    El objetivo de negocio que se estableció en 1993 era claro: los 500 empleados de Poznan debían ensamblar 5.000 coches anuales. Ahora las cifras cuentan una historia diferente: la previsión para 2005 es de 150.000 vehículos al año, aproximadamente (en 2002 el total fue de unos 40.000).

    Volkswagen Poznan es ya el mayor fabricante de vehículos comerciales de Polonia, con el 95% de todas las unidades del modelo Transporter construidas allí y exportadas a los mercados de Europa Occidental.

    La fábrica de Poznan se ha convertido también en uno de los principales exportadores polacos, con un volumen de exportaciones para los tres primeros trimestres de 2003 de 510 millones de euros para la región. Esta cifra supone un incremento de casi 160 millones de euros en relación al mismo periodo de 2002.

    El número de trabajadores creció de forma similar: hoy Volkswagen Poznan es la primera empresa industrial de la “Gran Polonia”, en lo que a plantilla se refiere. Con la llegada del nuevo Caddy, el más reciente lanzamiento de Volkswagen Vehículos Comerciales y modelo que se fabrica en exclusiva en esta fábrica, la fuerza laboral se situará, a finales del 2003, cerca de 4.500 empleados.

    Todos estos éxitos se deben al permanente proceso de renovación para adaptar la producción a los métodos más modernos. Esta transformación se ha visto reforzada en los últimos tres años, después de que el Comité de Supervisión de Volkswagen AG aprobara en 1999 un extenso programa de inversiones para Volkswagen Poznan. Pero ya anteriormente, Poznan destacó por la calidad de su trabajo, reflejado en el Certificado ISO DIN 9002 que obtuvo en 1995, una novedad absoluta para la industria del automóvil en la Polonia de aquellos tiempos.

    Una de la las mayores inversiones individuales en el proceso ha sido la construcción de la nueva cabina de pintura (104 millones de los euros): al igual que la fundición, esta operación se enmarca en la búsqueda de las más modernas tecnologías para protección medioambiental. Además, la compañía ha instalado una nueva nave de carrocerías y una nueva línea de ensamblaje para los modelos Transporter y Caddy (210 millones de euros de inversión en conjunto).

    Todas estas medidas se ven complementadas por los programas de formación para mejorar la cualificación de los empleados y prepararlos de cara a los nuevos procesos de trabajo. El resultado es una instalación completa para la fabricación de automóviles, con su propia logística de preproducción, control de stock de recambios, control de calidad, nave de ensamblaje piloto y centro principal de pedidos.

    Pero Volkswagen Poznan quiere ir más lejos: en 2003, un módulo y planta de componentes fue edificado en la localidad de Swarzedz, para albergar la planta principal del constructor de vehículos Antoninek, así como un centro de logística y un parque de proveedores.

    La llegada del nuevo Transporter, en mayo de 2003, ha sido el mayor hito en el desarrollo del proceso de producción de Volkswagen Poznan, y dio a la planta un producto propio por vez primera. Las versiones de descarga lateral y cabina grande se fabrican en exclusiva en Poznan, así como algunas de las de pasajeros de la familia Transporter.

    Cuando comenzó la producción en serie del nuevo Caddy, en noviembre de 2003, la planta de Poznan cobró un significado aun mayor para la marca Volkswagen Vehículos Comerciales.

    Como proveedor del nuevo Caddy, la compañía tendrá un importante papel en el futuro, como miembro del esquema flexible de producción dentro de Volkswagen Vehículos Comerciales. Dependiendo de la situación, Volkswagen Vehículos Comerciales tendrá ahora mayor libertad para desviar parte de la producción del Transporter entre las dos plantas de Hannover y Poznan, según interese en cada momento. En la factoría de Hannover tienen la opción de alternar la producción con el Multivan y el Transporter; a su vez, el volumen optimizado de producción, permitirá a Volkswagen Poznan reaccionar a las demandas del mercado, por ejemplo, incrementando la producción de Caddy o de Transporter.

  • Buscador de noticias